¡Listo!
Por: Liliana Estrada
12 de Oct, 2020
Todas| Opinión| Reseñas|
Comparte en:

“Dreams” de Fleetwood Mac la canción que cambia vidas

A DogFace le dio popularidad y una camioneta, a mí, un hijo.

Dreams” es uno de los temas más populares de Fleetwood Mac. recientemente, se reavivó la popularidad de la canción gracias al TikTok de DogFace y decidí publicar un texto que escribí en abril sobre el momento que viví con dicha canción.
¿La música puede cambiar tu vida? Sí. ¿Puede ser parte de un momento especial? También. ¿Sana? Todo. ¿Le debo algo?  Sólo lo que soy, lo que he sido y lo que seré.
Todo se transformó cuando la cirujana me preguntó: ¿qué música quieres escuchar
Pero antes de eso:

 

Ni un centímetro de dilatación

 

Habían programado el parto para recibir a Luca el día 24 de febrero (Le iba a decir banderín de por vida), pero las cosas no fueron tan sencillas. Comenzó todo 8 am (no les haré el cuento tan largo, tranqui) me indujeron el parto, así que me dijeron que eso podría llevar horas y así fue.

Las contracciones iniciaron cerca de las 13:00 horas, el dolor comenzó a ser fuerte, nadie te prepara para eso (tal vez un curso psicoprofiláctico, pero no lo tomé 🤦🏻‍♀️🤷🏻‍♀️) bueno, cuando yo pensé que ya íbamos de gane no tenía ni un centímetro de dilatación, son 10.

Con el paso del tiempo y el efecto del medicamento iban aumentando, mucho ¿cómo lo describiría? una punzada en el vientre que empieza, duele, luego crece, crece, crece, crece y se va. Luego comienza otra vez.

 

Ya para las 16:00 horas tenía un centímetro, un maldito centímetro de dilatación. Llegó la hora de la visita, vi a mi mamá y lloré. No saben cómo valoro ahora todo lo que ha hecho por mi. En algún momento le dije “Ya no puedo” ella me respondió “Esa frase no existe, tú puedes”.

 

Me estaba quebrando, pero ella me mantenía firme.

 

Después, subió Rafa, el papá de Luca, los dolores aumentaban, él me hacía sentir mejor. Posteriormente mi mejor amiga, casi mi hermana llegó a motivarme como siempre lo ha hecho y para ese momento tenía el mismo pinche centímetro de dilatación.

 

Acabo la visita, yo seguía llorando y al rededor de las 20:00 horas decidí que la anestesia era necesaria. Ya tenía para ese momento TRES CENTÍMETROS 🙁 faltaban horas, la estaba pasando mal.

Bendita anestesia

Me bajaron a las salas de parto, me anestesiaron (gracias Fidel Pagés Miravé por inventar la epidural) y ya con más calma, seguimos.

 

Para no hacer el cuento largo (más) me cambiaron de medicamento. De misoprostol a oxitocina, esto se ocupa para aumentar las contracciones. Pero los doctores notaron algo, cada que ponían el medicamento la frecuencia cardiaca de Luca bajaba, se estaba cansando.
Los doctores querían que fuera natural, yo igual, ya tenía 6 cm de dilatación, eran las 11 o tal vez las 12. Luca la estaba pasando mal, tenía que ser cesárea.
Estaba cansada, estresada, preocupada (nunca me habían operado) y al mismo tiempo ansiosa, iba a conocer al chamaco que había pateado mi panza hasta el cansancio, eran las 2:00 am.

 

La pregunta más difícil de mi vida

 

Entré al quirófano y la doctora me preguntó: ¿qué quieres escuchar? Nadie te prepara para eso, tiene que ser algo especial y  dije Fleetwood Mac.
Lo puso en aleatorio y cuando escuché los primeros acordes de “Seven Wonders” respiré, la tarareé, por fin algo conocido y relajante. Comenzaron a operar, yo escuchaba pero no veía nada, sentía el movimiento y quería preguntar qué pasaba a cada segundo, pero la música me reconfortaba. Pasaron varias canciones, hasta que llegó el momento.

 

La mejor canción del mundo

 

De pronto, se escuchó  “Dreams” una de mis canciones favoritas, mi cabeza sintió un abrazo sonoro, unos segundos después escuché “veo la mano”, acto seguido sentí presión en el abdomen y por primera vez lo escuché llorar.
La canción seguía, Luca había llegado al mundo, se escuchaba bien, los doctores decían, 2.700Kg, 47 cm y otras cosas que no entendía. La canción terminó, lloré y le agradecí a la vida por ese momento.

 

No sé cómo explicar la sensación al verlo moverse, al escucharlo y al tenerlo por primera vez frente a mi. Sólo puedo decir que fue magia y la música estuvo ahí y quiero que lo acompañe siempre.
Su vida comenzó con “Dreams” y él tendrá que descubrir con qué canción seguir.
A casi ocho meses, recuerdo eso como algo que haría una y mil veces más. Algunos acaban de descubrir la canción, para otros es una vieja conocida, pero en algo estamos de acuerdo DogFace, tal vez tú y yo, “Dreams” es una canción que cambia vidas.